Consultorio Ético | FNPI
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram

La relación entre el periodismo y el negocio de los medios

Consulta enviada por: Roberto Díaz P., Perú

¿Cómo ir contracorriente, como periodista, cuando los medios son más empresas comerciales que instituciones al servicio de la sociedad?

Respuesta: Puesto que la ética da una visión y una sensibilidad elevadas sobre la vida y los comportamientos, es apenas natural que vaya en contravía de las tendencias comunes. Por ejemplo, la idea de libertad en el sentir común no admite limitaciones; si el sentir es ético, el otro, con sus derechos y libertades, le crean limitaciones a la libertad personal. Lo mismo sucede con los otros aspectos de la vida, de modo que ser ético crea el compromiso de ir en dirección distinta, si no en contravía a la de mucha gente. Pero, más que eso, implica el compromiso de cambiarles la dirección que siguen los demás. Aplicado esto al día a día del periodista, significa que en su trabajo predominan los imperativos que se da a sí mismo como sujeto ético; esa aplicación da por resultado un trabajo de calidad, hecho con rigor técnico y con credibilidad. Ese alto nivel de calidad en condiciones normales llega a ser indispensable para cualquier medio: sea periódico, revista, noticiero de radio, televisión o en línea. Se va, pues, en contravía con una calidad profesional innegable. Además, sin confrontaciones que a más violentas, más inútiles. Si la confrontación de criterios es no violenta y dentro de un diálogo, los resultados no pueden ser sino buenos porque confirman el ideal ético del periodista, posiblemente renuevan la mirada de directores y editores y deja a la vista una nueva dimensión de la calidad periodística.

Documentación

La revolución tecnológica exige hoy a los periodistas conocimientos habilidades y niveles de especialización para seleccionar, jerarquizar, analizar y transmitir a los ciudadanos noticias, información y opiniones. El oficio periodístico tiene frente a sí, una multiplicación de informaciones en las redes globales, lo cual demanda capacitación continua y actualización en materias y temas que aborda. Pero un periodismo de calidad involucra no solo al periodista como individuo sino también a las reglas de juego dentro de las propias empresas informativas, las relaciones entre estas, las instituciones públicas y los anunciantes y, por supuesto a los lectores y audiencias. Por tanto, un ejercicio periodístico de calidad contempla las dimensiones del profesional, del medio en que se desenvuelve, la organización o la empresa, de su carácter colectivo, persecutor de fines específicos, generalmente económicos, y sujeta a condiciones de competencia, cambio de tecnología y responsabilidades legales del espacio público donde se manifiestan, tanto el producto como los efectos de su quehacer, la información como bien público, la influencia en las decisiones, la posibilidad de la desinformación, la confusión y la difamación, de la ciudadanía, como lector o como audiencia, que es receptora activa de la información proporcionada y de las instituciones públicas, privadas, no gubernamentales, de la sociedad civil o de la política. Fundación Prensa y Democracia de México. Universidad iberoamericana: Indicadores para un periodismo de calidad.

Trabajo coordinado por José Buendía. 2006, Ciudad de México, p. 20, 21

Respondido por: Javier Darío Restrepo

Comentarios