Cinco consejos para escribir mejores titulares para noticias de salud
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram

Cinco consejos para escribir mejores titulares para noticias de salud

Usar preguntas en el titular, una de las prácticas más comunes y poco recomendables.  
Fotografía: PublicDomainPictures en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons

 

El titular es la puerta de entrada de una noticia, y según aconseja el maestro Javier Darío Restrepo, debe informar al lector completamente, no solamente engancharlo. Pero en tiempos de clickbait, los titulares llamativos son usados como anzuelos para capturar lectores distraídos que navegan por redes sociales.

En periodismo científico y de salud el reto es todavía mayor, pues los reporteros necesitan condensar en un titular que sea al mismo tiempo llamativo y entendible para los lectores, los resultados de complejas investigaciones que seguramente tomaron años en realizarse.

El portal Health News Review, creado por Gary Schwitzer para medir la calidad de la información de salud que circula en los medios, ha sido uno de los referentes y fuentes habituales de consulta en este blog.

En esta ocasión acudimos a su sección de Caja de Herramientas, donde ofrecen valiosos recursos para que los periodistas de salud puedan hacer mejor su trabajo. Allí encontramos un interesante artículo escrito por las periodistas Kathlyn Stone y Joy Victory donde ofrecen cinco tips para escribir mejores titulares en noticias de salud, los cuales resumimos a continuación.

1. Diferencie asociación de causalidad

Asociación: muchos estudios son observacionales. Esto significa que examinan las asociaciones entre ciertas variables y resultados, pero no son concluyentes. Por ejemplo, un estudio donde se pedía los participantes recordar su consumo diario de café y brindar un historial médico detallado. Digamos que quienes no bebían café presentaron más casos de diabetes, esto muestra una asociación. Pero para historias sobre este tipo de estudios, evite que sus titulares impliquen causa y efecto: "El café reduce el riesgo de diabetes", por ejemplo.

Causalidad: cuando los estudios son aleatorizados y controlados se trata de experimentos de verdad que sí pueden mostrar causa y efecto. Para estos estudios, sus titulares sí pueden ser más concluyentes.

2. Evite los titulares tipo “X puede causar Y”

Tomemos el caso de una noticia publicada por el Washington Post titulada “La meditación podría ser la respuesta para aliviar el dolor de espalda crónico”.

El colaborador de Health News Review,  Matt Shipman, advierte que este tipo de titulares le dicen muy poco a los lectores, pues el uso de expresiones como “podría” sugiere que hay un margen de error en los hallazgos, y por lo tanto darles el tono de causalidad no es lo adecuado.

Para el caso del estudio sobre la meditación y el dolor de espalda, los investigadores estaban examinando si la meditación, junto con el yoga, eran tratamientos complementarios útiles para la atención médica estándar (incluidos los medicamentos). La meditación no se estaba estudiando como un reemplazo a los fármacos para el dolor de espalda.

¿Cuál podría ser una mejor alternativa? Primero, sea más específico. Explique en la noticia que los pacientes que añadieron meditación a su tratamiento reportaron mayor alivio.

Luego, trabaje desde allí, condensándolo mientras apunta a la precisión. Un titular adecuado sería algo como "Meditación: estudio muestra que ayudó a algunos pacientes con dolor de espalda".

3. Lea los titulares de los comunicados de prensa con mucha, muchísima, precaución

En otro ejemplo reciente, esta vez de un comunicado de prensa, el titular decía: "Comer alimentos con alto contenido de vitamina C reduce en un tercio la progresión de cataratas".

Como suele suceder, las variaciones de este titular aparecieron en Internet luego de que los medios de comunicación vieron el comunicado de prensa y escribieron sobre el estudio.

En el análisis realizado a esta noticia por Health News Review se encontró que el estudio no respalda lo dicho en el titular, pues se trataba de un estudio observacional, un tipo de investigación que no puede determinar causa y efecto. Por tal razón, el verbo activo utilizado aquí "reduce el riesgo" no es apropiado para describir los resultados.

Un titular adecuado para esta noticia habría sido: "Estudio muestra una posible asociación entre una dieta alta en vitamina C y una reducción en la progresión de las cataratas".

¿Cuándo está bien la causa y el efecto? Solamente al escribir titulares sobre un estudio  aleatorizado, especialmente uno que involucre a miles de pacientes y que dure varios meses o incluso años, pues tendrá pruebas y datos más sólidos para señalar en su título.

4. Respalde con evidencias los titulares sobre grandes hallazgos científicos o logros médicos

Ya sea que esté escribiendo sobre investigación observacional o aleatorizada, le corresponde a usted exponer la evidencia del estudio o señalar la falta de esta. Las anécdotas de expertos o testimonios de pacientes nunca son suficientes.

Siempre tenga cuidado al usar palabras como "cura", "avance", "milagro" y "el primero de su tipo" en los titulares.

"En mi opinión, no hay nada de malo en etiquetar los hallazgos como 'nuevos', pero cuando la etiqueta es algo así como 'el primero de su clase', debe incluir datos sólidos que puedan justificar eso", explica Earle Holland, colaborador de Health News Review.

Por ejemplo, si un titular de un comunicado de prensa o un artículo periodístico dijera: 'Los investigadores demuestran por primera vez que el pasto puede crecer hacia abajo', debe seguirse con una afirmación que básicamente diga: 'Otros equipos de investigación han realizado previamente experimentos para lograr que los tallos de la hierba crecieran hacia abajo, pero sin éxito’.

5. Evite la trampa del "periodismo de interrogación"

Esto es muy común. Los periodistas tratan de eludir todos estos problemas de verificación de información simplemente agregando signos de interrogación a cualquier declaración sin fundamento que quieran hacer. Evite titulares como “¿Contiene su bolso microbios mortales?” “¿Te ayudará el café a vivir más tiempo?”, y así sucesivamente.

***

También recomendamos leer:  Postúlate a la sexta edición del Premio Roche de Periodismo en Salud

 

Comentarios