Doctor, vaya al grano: consejos para entrevistar a un médico
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram

Doctor, vaya al grano: consejos para entrevistar a un médico

A veces es un verdadero desafío para un periodista de salud
Fotografía: Valelopardo en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons

 

Conseguir una declaración de un especialista médico no es fácil. Lograr que contesten el teléfono o hallar un espacio en sus apretadas agendas es una tarea que requiere de mucha paciencia para los periodistas de salud.

En ocasiones, el anhelado momento de la entrevista se convierte en una enorme frustración, pues el doctor de quien esperábamos una respuesta clara y concisa, termina hablando en un lenguaje que solo sus colegas entenderían. Con frecuencia, los médicos que más saben, son los más difíciles de comprender.

Es en estas ocasiones cuando el periodista de salud necesita hacer valer su experiencia, y guiar a su interlocutor por el sendero de una terminología comprensible para la audiencia. Esto requiere del valor suficiente para interrumpir al doctor, y decirle: momento, no entiendo lo que me está diciendo.

Para que las entrevistas a especialistas médicos sean fuente de valiosa información para usted y su audiencia, siga estos consejos:

1. Prepárese

El primero de los cuatro principios para lograr una buena entrevista, de acuerdo a uno de los manuales publicados por la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia, es la preparación.

Lea todo lo que pueda sobre el virus, enfermedad o procedimiento médico sobre el cual entrevistará a un especialista. Se vale acudir a Wikipedia, pero tenga cuidado con la información que encuentra allí.

No llegue al consultorio médico sin una lista de al menos 5 preguntas garabateadas en un papel. Esto le dará al doctor la sensación de que usted no llegó a improvisar preguntas, sino que tiene una idea clara de la información que está buscando.

2. Pídale usar términos que la gente entienda

Muchos doctores son tan enredados para hablar como la caligrafía que usan para escribir sus recetas médicas.  Recuérdeles que la entrevista no saldrá al aire en una conferencia de especialistas, sino en un medio masivo de comunicación que alcanza a personas de diversas profesiones y edades.

Como periodista, siéntase en todo su derecho de detener al doctor cuando escuche un término que no entienda, y solicítele amablemente usar palabras más comprensibles.

Uno de los consejos ofrecidos por la Sociedad Americana de Medicina Interna es pedirle al doctor que evite la jerigonza y hable como si lo estuviera haciendo con uno de sus vecinos.

3. Solicite brevedad en las respuestas

Este es un truco frecuentemente usado por los productores de noticieros de radio en vivo, donde todo el tiempo se realizan entrevistas en vivo. Justo antes de darle paso al invitado al aire, el productor suele pedirle que sus respuestas no excedan el minuto de duración.

Este límite no tiene por qué ser exacto, pero al comenzar la entrevista con esta advertencia, el invitado sabe que por más interesantes que sean sus respuestas, terminará aburriendo a la audiencia si son demasiado largas.

Utilice esta técnica antes de entrevistar a un doctor. Ellos pasaron años enteros estudiando en una facultad de medicina, y cuando son entrevistados por un medio de comunicación (en especial los que tienen menos experiencia con los medios), quieren demostrar en una sola respuesta cuánto saben. Tranquilo doctor, si no lo pudo decir todo en la primera respuesta, vendrán preguntas adicionales.

4. No tenga miedo a preguntar de nuevo

Recuerde que, como suele afirmar siempre el maestro Javier Darío Restrepo, el periodismo es un servicio social. No se presta un adecuado servicio a la sociedad cuando, tras entrevistar a un médico, salimos más confundidos de lo que estábamos.

Si la respuesta del doctor no fue clara, demasiado larga o usó un lenguaje demasiado técnico, repita su pregunta.

El doctor es un experto en su área de especialidad. Pero usted como periodista es un experto en comunicar historias a su audiencia. Si la respuesta no lo satisface, reformúlela sin temor a ser tomado como un ignorante en la materia. El médico sabe que usted es un periodista de salud, no uno de sus colegas.

5. Escuche atentamente

Que el doctor se extienda no es excusa para distraerse en medio de una respuesta. Mírelo a los ojos, evite manipular su teléfono celular mientras su entrevistado le da su declaración. No hay peor vergüenza para un periodista que la de preguntarle a su interlocutor algo que ya ha sido respondido claramente. Esto evidencia falta de interés y concentración.

Invitado al Festival de Periodismo de Perugia, el veterano periodista Carl Bernstein, uno de los responsables de haber destapado el escándalo conocido como el Watergate, declaró que que el buen periodismo consiste en obtener la más atinada versión de la verdad. ¿Cómo se logra eso?, le preguntaron. Escuchando atentamente a tus fuentes, respondió.

***

También recomendamos leer: ¿Cómo está el periodismo en salud en América Latina?

***
 

 

Comentarios