Guía ayuda a periodistas a tener un saludable escepticismo frente a estudios médicos
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram

Guía ayuda a periodistas a tener un saludable escepticismo frente a estudios médicos

Elaborada por Gary Schwitzer, creador de Health News Review.
Fotografía: Darko Stojanovic en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons

 

Destacamos una publicación realizada por la Asociación de Periodistas de la Salud de los Estados Unidos (AHCJ, por sus siglas en inglés), titulada "Cubriendo Investigaciones Médicas: una guía para informar sobre los estudios".

La guía, publicada con el apoyo de la Fundación Robert Wood Johnson, es parte de una serie de documentos destinados a ayudar a los reporteros en la planificación cuidadosa de sus reportajes, y al mismo tiempo, servir como un directorio para encontrar rápidamente las mejores fuentes de información.

Los periodistas de salud suelen ser seducidos con señuelos para darle bombo a los últimos estudios médicos. Y aunque es cierto que de vez en cuando se producen hitos significativos en la investigación médica, lo más frecuente es que el público reciba información poco contrastada, o incluso engañosa.

"Hablar de estudios médicos es una manera de dar a conocer importantes avances en el cuidado de la salud", dice el autor principal de la guía, Gary Schwitzer. "Sin embargo, este no es un trabajo para aquellos que no aprecian la complejidad del paisaje. A veces, lo importante es resaltar los problemas, limitaciones y trasfondo de un estudio científico", añade.

Schwitzer ha dedicado su vida al portal HealthNewsReview.org, un sitio web dedicado a la evaluación de los esfuerzos que la prensa hace por cubrir estudios, productos, pruebas y procedimientos médicos. Se ha especializado en periodismo de salud a lo largo de 30 años de trabajo en televisión, radio e internet.

Con la ayuda del médico Ivan Oransky, editor ejecutivo de Reuters Health, la guía también explica la jerarquía y la calidad de los estudios médicos; cómo poner cada estudio en contexto para que los lectores los entiendan; cómo funcionan las revistas científicas, cómo se puede producir un sesgo de publicación y las trampas de cubrir conferencias científicas. La guía incluye una lista de comprobación fácil de seguir para los reporteros, de tal forma que puedan producir historias significativas y precisas.

La guía cierra con cinco conclusiones valiosas para cualquier periodista científico o de salud:

1. No todos los estudios son iguales. Usted y su audiencia deben poder apreciar las limitaciones inherentes al diseño de cualquier del estudio.

2. Si confía en las revistas médicas como una fuente principal de sus noticias, está recibiendo y dando una visión desequilibrada de nuevos tratamientos, pruebas, productos y procedimientos médicos.

3. Tanto los intereses de la industria como las políticas de las revistas tienden a promover los resultados positivos de los estudios médicos.

4. Si usted se basa solamente en información presentada en congresos científicos como fuente principal de sus noticias, puede estar promoviendo hallazgos que no han sido validados por ningún experto independiente.

5. Hay un número creciente de recursos que pueden ayudarle a evaluar avances médicos y la evidencia científica subyacente en los artículos de revistas, exposiciones, comunicados de prensa y entrevistas con expertos.

 

***

También recomendamos leer:  “Las personas son nuestro mayor patrimonio”

***

 

Comentarios