Suicidios, verdadero problema de salud pública consecuencia del pobre control de armas en EE. UU.
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram

Suicidios, verdadero problema de salud pública consecuencia del pobre control de armas en EE. UU.

Luego de que Trump señalara que las recientes masacres se deben a un problema de salud mental en el país, expertos apuntan en otra dirección.
Fotografía: Zaccaria en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons

 

Abordamos recientemente en este blog el análisis sobre las consecuencias que las palabras pronunciadas por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, podrían tener al estigmatizar a las personas con problemas de salud mental.

Tras la masacre que dejó a 26 personas muertas frente a una iglesia bautista en Texas, Trump dijo que no se trató de un “asunto de armas”, sino “de salud mental”.

De acuerdo a varios especialistas médicos citados, la respuesta del mandatario es peligrosa porque retrata a quienes padecen problemas mentales como si todos fueran potencialmente violentos, cosa que no es así.

Sin embargo, al ahondar en el tema, encontramos que otro importante grupo de especialistas está aprovechando esta coyuntura para llamar la atención de los medios de comunicación respecto a un problema silencioso, pero igualmente preocupante que se relaciona con el pobre control de armas en Estados Unidos: los suicidios.

Según The Trace, un proyecto periodístico independiente especializado en el tema de la violencia armada en ese país, los suicidios con arma de fuego constituyen la segunda causa de muerte en el segmento comprendido entre los 10 y los 34 años de edad. Es una cifra alarmante, si tenemos en cuenta que los suicidios constituyen dos terceras partes de las muertes por arma de fuego.

Aceprensa, una publicación española que ha venido haciéndole seguimiento al tema desde hace años, señaló que lo que los estadounidenses comunes y corrientes suelen hacer con armas de fuego no es defenderse, sino suicidarse: 21.175 lo hicieron en 2013, lo que supone más de la mitad de los suicidios totales.

En otro artículo publicado tras las masacres de Las Vegas y Sutherland Springs, demostró con cifras que aquellos estados donde hay más armas por cada habitante (como Nuevo México y Wyoming), tienen mayor tasa de suicidios que aquellos con menos armas en las manos de los civiles, como Hawaii.

La revista trae a colación una investigación publicada por el American Journal of Psychiatry, donde se demostró que Suiza llegó a reducir su número de suicidios por arma de fuego, sin proponérselo intencionalmente, cuando a principios de siglo decidió reducir el ejército nacional y por tanto el número de personas en posesión de armas.

Un aspecto que no menciona Aceprensa es el de las muertes de niños por accidentes con armas de fuego, algo común en ese país donde hay más armas que personas. La revista Pediatrics publicó a mediados de este año los resultados de un estudio donde se encontró que en un año mueren cerca de 1.300 menores por incidentes con armas, y otros 5.800 niños sufren heridas graves. Es decir, 15,8 niños cada día. Estos accidentes ocurren con mayor frecuencia cuando los niños están jugando con las armas que sus padres no han sabido esconder bien.

Así que la invitación que hacemos nuevamente desde este blog es para que, cuando lo políticos intenten desviar la atención del debate público, hagamos buen periodismo de salud arrojando luz sobre los problemas que verdaderamente están afectando a la gente.

***
También recomendamos leer: Así vivieron el Festival Gabo los ganadores del Premio Roche de Periodismo de Salud.

***

 

Comentarios