FNPI
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram
Foto: Pixabay.com

¿Qué es más noticia?, la pregunta obligada en los medios de comunicación

Consulta enviada por: Verónica Castrejón. Conductora y entrevistadora en 'Es palabra de mujer', de Acapulco, México

¿Falto a la ética si publico el caso de taxistas hombres que se besan en la boca bajo el amago de su líder sindical?

Respuesta:

Una antigua definición de noticia la muestra como “información acerca de asuntos de interés público”.

Otros la definen como “relación exacta de un suceso reciente”. En otras definiciones se privilegia su contenido “sobre asuntos de actualidad, contados para influir en los lectores”.

Hubo una evolución en la definición cuando además de los asuntos de administración pública y de la política, la agricultura y la literatura se consideraron susceptibles de ser noticia; después entraron en ese mundo de la noticia los temas judiciales, las actividades industriales y las comerciales. Como se ve siempre se mantuvo la preocupación por lo público, de modo que había noticia donde se tocaban los intereses de todos.

Este criterio se banalizó en los medios sensacionalistas en donde se vio noticia en todo lo que diera tema para hablar; no se establecía relación con el bien público sino con la reacción primaria y elemental de las audiencias. En adelante lo noticioso pudo ser todo lo que condujera a la fiscalización de los actos de gobierno; o, lo más reciente, todos los hechos que tienen que ver con el bien público.

Se ve con claridad que un episodio tan personal y privado como el que motiva la consulta no entra en la categoría de noticia y apenas si puede ser calificado como chisme o tema de comadres en conversación. Son, en efecto, asuntos que pertenecen a la intimidad y que solo deben interesar a sus protagonistas. Desde la ética, una información con este tema reñiría con el objetivo propio de la información periodística y, además, violaría el derecho a la intimidad de estas personas.

Documentación

La noticia es la definición periodística de un hecho. Pero no de cualquier hecho, porque no cualquier hecho sirve como noticia. Averiguar qué condiciones ha de reunir un hecho para ser noticia y qué rasgos tienen en realidad los hechos para ser noticia es importante porque nos permite comprender cómo trabajan los medios, y cómo utilizamos los hechos que son noticia.

La cuestión decisiva es averiguar qué es más noticia. Puesto que, como sabemos, los medios trabajan con una gran cantidad de noticias, favorecida por la multiplicidad de recursos y esfuerzos que se ponen en captar el mayor número de noticias posible, por la capacidad y el número de fuentes poderosas y contrapuestas interesadas en suministrar información al público a través de los medios y a veces sin aparecer en ellas, finalmente por los principios de universalidad y de neutralidad que presiden la búsqueda de noticias. Pues si todo entra con tal que no haya sido noticia ya, y si no importa que el hecho sea bueno o malo, favorable o desfavorable, el número de hechos será el mayor posible y la selección se hará sobre una gran abundancia de noticias. Todas  ellas serán posiblemente noticia, pero el problema consistirá en seleccionar la que sea más noticia. Como el trabajo de redacción es un trabajo en equipo y la captación y selección de noticias pasa generalmente por varias manos, la referencia a la hora de escoger será qué hecho es más noticia que el otro.

Respondido por: Javier Darío Restrepo

Comentarios