FNPI
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram
Foto: Pixabay.com - Compartida bajo licencia Creative Commons.

"Recortar la información por temor a las represalias de un anunciante es una postura indigna"

Consulta enviada por: Carlos Morales Monzón. Director de revista, desde Guatemala, Guatemala

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala investiga la posible relación de la empresa de Telefonía Tigo con un caso de financiación electoral ilícita. Los medios que cubren este hecho se abstienen de mencionar a Tigo, que tiene pauta publicitaria con ellos. ¿Es correcto ese silencio? ¿Cómo deberían actuar en beneficio de sus audiencias?

Respuesta: 

La independencia le da peso moral al periodista y allana el camino para llegar a la verdad de la  información.

Son las dos grandes razones que llevan a la convicción de que el sistema de financiación de los medios, basado en la publicidad o en los patrocinios, está minando la credibilidad del periodismo.

Las agencias publicitarias y los gobiernos, a su vez, a cambio de sus apoyos, reclaman e imponen a los medios un control sobre la información para que sea favorable a sus intereses. Es cuando el periodista y su medio deben definir su identidad y sus prioridades.

En cambio, el periodista y el medio deben definir su identidad y sus prioridades. La identidad periodística se deforma y degrada cuando se confunde con lo propagandístico; se consolida y gana en dignidad cuando asume como prioridad el servicio del bien  público. En este caso, la información resulta inspirada y orientada al servicio de los que reciben la información. Recortar la información por temor a las represalias de un gobernante o de un anunciante es una postura indigna que renuncia al ejercicio leal a la profesión.

Documentación

Cuando vemos que un poder trata de controlar a la prensa, podemos estar seguros de que ese poder, respecto de la democracia, tiene muy malas intenciones.

El ejemplo que podemos vivir hoy en día es el de los anunciantes que intentan ejercer una presión permanente; es mejor apoyarse en los ingresos que nos vienen de la circulación o de la difusión, pero al mismo tiempo aquí también está el arte y la forma de resistir.

Creo que los anunciantes inteligentes saben también que el peso de sus mensajes depende del crédito del diario y que un diario que se pone de rodillas ante un anunciante pierde su crédito, pierde su credibilidad;  y el mensaje del anunciante  también perdería gran parte de su eficacia, por lo cual es una dialéctica que los diarios deben controlar.

Los diarios se encuentran ante un problema existencial, un problema de redefición del papel que desempeñan en la sociedad y creo que nos tenemos que ubicar en un marco más general: los medios, hoy, muchas veces son confundidos con las instituciones.

La prensa está en el centro de la opinión pública y de la crítica de esta opinión pública y mezclada muchas veces con la corriente antiélite que aparece en todas partes y que es excesivamente peligrosa. La prensa debe mantener el rumbo de la razón, defender la razón y la racionalidad frente a la emoción y los arranques del momento de la opinión pública..

Jean Marie Colombani, director de Le  Monde, en Desafíos del periodismo real. Clarín, Buenos Aires.  P 171, 172.

Respondido por: Javier Darío Restrepo

Comentarios