FNPI
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram
Foto: Pixabay.com - Compartida bajo licencia Creative Commons.

Un camino inadecuado para llegar a la información

Consulta enviada por: Octavio Hoyos. Fotoperiodista del diario Milenio de Ciudad de México, México

Un periodista se hizo pasar por familiar de un desaparecido en México para realizar un reportaje; una reportera se hizo pasar por policía –usó el uniforme de la institución- para hacer una nota. ¿Es esto ético?

Respuesta:

Así como el servicio a la salud acredita al médico y el servicio a la justicia al abogado, el compromiso con la verdad es el sello de calidad y de dignidad profesional para el periodista.

Ante los ojos de la sociedad el periodista debe ser el profesional de la verdad, la instancia que da seguridad y confianza cuando todos mienten.

De ahí resulta la obligación del periodista de ser no solo verdadero sino veraz. La persona veraz no solo dice o escribe la verdad, sino que actúa con verdad.

Este hecho es el que explica el deber consignado en los códigos y manuales de estilo de utilizar solo medios leales y honestos para obtener la información.

El uso de disfraces o engaños para acceder a la información da a las audiencias el derecho a preguntarse dónde termina el engaño y dónde comienza la verdad en la información del periodista y, sobre todo, es una práctica que contradice la imagen ideal del periodista como profesional de la verdad.

Asumir una falsa identidad para obtener una noticia, tiene una apariencia de audacia y creatividad, y resulta un método más fácil que el uso de los medios leales que aconsejan los códigos; pero obtiene una información que cojea y adquiere la sospechosa apariencia de una aventura. La  información que el periodista le debe a la sociedad es algo mucho más serio y sólido que eso.

Documentación

Las pesquisas para obtener noticias, datos o información deben desarrollarse dentro de los límites de la honestidad y la legalidad. Específicamente es impermisible para el periodista emplear medios engañosos, intimidar o ejercer cualquier forma de presión para obtener noticias de cualquier fuente, incluso si dichas noticias son verdaderas y significativas; sobornar o ser sobornado para obtener o impartir información (verdadera o inexacta), la cual evidentemente no habría sido capaz de obtener o publicar a través de los medios honestos y lógicamente aceptados en el ejercicio de su vocación.

Reglas de deontología periodística de los periodistas de Grecia. A 24

Al obtener noticias o fotografías, los reporteros o fotógrafos de la prensa no deberían hacer nada que causara pena, humillación a inocentes, deprimidos o personas decaídas. Noticias, fotografías y documentos deberían ser adquiridos solamente por métodos honestos.

Código de ética de la Unión Nacional Británica de Periodistas. A 11

El periodista utilizará solamente métodos honestos para obtener noticias, fotografías y documentos.

Declaración de principios de conducta de los periodistas de la Guayana inglesa. A4.

Usar solo métodos honestos para obtener noticias, fotografías o documentos.

Revelar su identidad como miembro de la prensa pues de no hacerlo así sería contrario a los principios éticos.

Código de ética de los periodistas  de Nueva Zelanda. A d y f.

Toda persona que por conseguir material de periodismo acude a métodos contrarios a la ética profesional será castigada con una pena que puede ir desde la amonestación hasta la suspensión de los derechos como miembro por el período de un año.

Código de conducta de los periodistas de Polonia. A. 11.

Se prohíbe el uso de procedimientos desleales o incorrectos en la búsqueda de la información y se impone el respeto a los compromisos contraídos y el secreto profesional en cuanto a las fuentes de información, incluso corriendo el riesgo de sanciones penales.

Carta de deberes profesionales de los periodistas franceses. A 5.

Respondido por: Javier Darío Restrepo

Comentarios