En Chequeado trabajamos para aumentar el costo de la mentira: Pablo Fernández
5 de Marzo de 2018

En Chequeado trabajamos para aumentar el costo de la mentira: Pablo Fernández

Entrevista a Pablo Fernández, Director de Innovación de Chequeado.
Pablo Fernández explicando el método de Chequeado | Fotografía: Consejo de Redacción en Twitter
Red Ética

En el marco del taller sobre verificación de información hallada en redes sociales, realizado en Bogotá, por iniciativa de Facebook y FirstDraftNews, se presentó el método de trabajo de Chequeado.com.

El encargado de hacerlo fue Pablo Fernández, Director de Innovación del portal argentino ganador del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo en 2015.

Aprovechamos su visita en Colombia para conversar con él y conocer mejor cómo está trabajando Chequeado para lograr mantener una constante innovación en su forma de comunicar, y cuáles dilemas éticos han enfrentado en el camino.

“Dedico al menos dos horas a la semana a probar nuevas herramientas que nos puedan servir para contar mejor nuestras historias. Es parte de mi trabajo en la búsqueda de la innovación”, dice Fernández en la entrevista concedida a Hernán Restrepo, gestor de contenidos de la Red Ética.

Pablo, empieza contándonos ¿qué hace un director de innovación?

En el caso de Chequeado, de todo un poco. Pero creo que lo que más vanguardista que estamos haciendo es el Chequeabot. Se trata de un robot, un algoritmo con un componente de lenguaje natural, que se enchufa con bases de datos y nos ayuda a hacer el chequeo. Pero también soy como un Product Manager, pues estoy a cargo de la estrategia de redes sociales, y también me hago cargo de algunas funciones administrativas.

Cuéntanos más sobre ese Chequeabot, ¿qué es y cómo funciona?

Esta idea la estamos empezando y queremos que, de manera gradual, nos ayude en varios pasos de nuestro método. Hoy lo que hace es traernos frases chequeables, revisando alrededor de 30 medios en todas las provincias argentinas. Estamos en Buenos Aires pero queremos cubrir todo el país. El robot se mete las notas y se fija qué frases chequeables hay ahí y nos la trae. Si acierta, le decimos que está en lo cierto; y si se equivoca, le decimos que se equivocó y él aprende.

La idea en el mediano plazo es que nos traiga un chequeo prefabricado. No a nivel de publicarlo, porque para eso falta. Pero sí que el chequeabot nos diga: el presidente dijo esta frase, y automáticamente puedo ver que el mejor dato disponible es este, y esto me muestra si es verdadero o falso. Luego, uno de nuestros chequeadores decidirá si lo quiere chequear o no. Esto nos permitirá detectar cuando los políticos o medios repitan frases que ya chequeamos, y de esta manera hacer un seguimiento mejor y oportuno.

Nos llamó la atención que hayas dicho que la misión de Chequeado es aumentar el costo de la mentira. ¿Cómo así?

El núcleo de nuestra misión es aumentar el costo de las mentiras, y ojalá lográsemos los chequeadores del mundo que la mentira desaparezca. Queremos ser un referente para que los políticos los piensen dos veces antes de decir algo. Cuando pensamos en un producto nuevo, siempre nos preguntamos ¿esto tiene que ver con nuestra misión? ¿Aumentará el costo de la mentira hacer esto?

Mencionabas distintos métodos explorados para hacer que la gente se interese en los contenidos a pesar de que puedan llegar a ser muy densos.  ¿Cuál creen que ha sido el que más resultado les ha dado?

Por ahora son los gifs animados.  Hemos ganado un par de premios por eso. Pudimos probar su impacto.  Hablar con humor es algo que queremos hacer, pero es difícil encontrar el equilibrio. No es sencilla detectar hasta dónde puedes hacer un chiste sobre un tema complicado, sin perder credibilidad y ser equilibrado. Como nosotros queremos ser equilibrados, es muy difícil. Pero sí queremos poner un poco de empatía en lo que comunicamos.

¿Tiene Chequeado un código ético o principios éticos?

Sí lo tiene. Primero: si hay un conflicto de interés lo publicamos. Por ejemplo, en una investigación encontramos que uno de nuestros donantes, era también donante de Macri en su campaña presidencial. Lo que hicimos fue aclarar en la nota que involucraba a un donante chequeado. Eso es totalmente atípico. Entonces siempre que encontramos un conflicto de interés, creemos que es positivo transparentarlo. Preferimos exagerar y hacerlo evidente, aunque quizá hay un montón de gente que no le importe.

El año pasado publicamos artículos desmintiendo noticias falsas y los etiquetamos como “se dice en las redes”. Eso generó algunas confusiones. Entonces decidimos cambiarlo por “es falso en las redes”. La explicación del cambio la hicimos en nuestro blog. Queremos equivocarnos lo menos posible, pero cuando nos equivocamos,  tenemos que decir por qué. Por eso cambiamos el nombre de la sección para que sea más clara.

Nos parece interesante que hayan decidido no responder en redes sociales desde la cuenta de Chequeado, sino desde las cuentas personales, ¿cómo llegaron a tomar esta decisión?

Eso lo decidimos por consistencia. Como a nosotros nos miran mucho, sobre todo los extremos porque todo está muy polarizado, entonces tenemos que ser muy consistentes al momento de responder sin lucir como macristas o kirchneristas.

Lo que nos da más miedo es no parecer equilibrados. Por eso, cuando un periodista cree que es positivo contestarle a alguien, lo hace desde su cuenta personal, siempre dentro de un marco de respeto cuando sea necesario.

Finalmente, nos emocionó mucho escuchar cuando dijiste que el premio más importante que se han ganado es el Premio Gabriel García Márquez de Periodismo, ¿por qué?

Porque todos venimos del periodismo y Gabriel García Márquez es una gran figura. Es un premio muy prestigioso, no porque esté hablando con ustedes, pero es verdad. Para nosotros es muy relevante ser el primero en la región y haber ayudado con distintos grados en cada país a que haya operaciones de chequeo de datos. Ganamos el premio en la categoría de innovación, y aunque es una palabra que está de moda, lo cierto es que fuimos los primeros en hacer el chequeo en vivo en la región. Entonces es un gran premio dado por una organización prestigiosa de América Latina, que además viene con el sello de Gabriel García Márquez. También hemos ganado otros premios valiosos pero ese nos hace sentir especialmente orgullosos.

 

Comentarios