“Es importante que las mujeres cuenten más historias”: Natalia Sánchez
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram
4 de Julio de 2017

“Es importante que las mujeres cuenten más historias”: Natalia Sánchez

La ganadora de la Beca Oxfam FNPI de periodismo sobre desigualdad cuenta cómo logró conjugar cifras, testimonios, y contexto legal en su reportaje.
Foto: Flor Ruiz

Con un texto que refleja las difíciles condiciones laborales de las trabajadoras del hogar en Perú, Natalia Sánchez fue seleccionada ganadora de la Beca Oxfam FNPI de periodismo sobre desigualdad. Sánchez es editora de la revista Malquerida, un emprendimiento digital creado y producido por mujeres, que combina entrevistas, crónicas y opinión. Lee el trabajo ganador.

Con los 5.000 dólares que entrega la Beca Oxfam FNPI y la asesoría editorial del periodista Eliezer Budasoff, Sánchez desarrollará un reportaje sobre las esterilizaciones forzadas durante la dictadura, que será publicado en el New York Times en español.

Como parte del premio, Sánchez es una de las invitadas al Festival Gabo, que se celebrará del 28 al 30 de septiembre de 2017 en Medellín. Ahí conversará con la periodista colombiana Jineth Bedoya sobre el periodismo y la desigualdad, como parte de la programación del evento. Consulta la programación completa.

¿Cómo fue el proceso de investigación del texto “Cama adentro”?

El proceso comienza cuando recibo una solicitud de amistad en Facebook de la mujer que trabajó en mi casa por ocho años. En ese momento siento cosas contradictorias al mismo tiempo: por un lado estoy feliz por ella, por lo que veo en su perfil; por otro lado, no me puedo sentir bien y empiezo a preguntarme por qué no conozco a la mujer que trabajó tanto tiempo en mi casa y que supuestamente formó parte de mi familia.

Lo primero que hago es consultar con mi entorno familiar, converso con mi madre y con personas que tuvieron que ver con la decisión de que esta persona trabajara en mi casa. También fue algo personal porque empiezo a darme cuenta de cuánto tiempo y esfuerzo me cuesta limpiar mi casa, cocinarme  y llevar a cabo las tareas del hogar.

Al mismo tiempo leía las leyes, especialmente la ley que las trabajadoras del hogar quieren cambiar. También fui a reunirme con las representantes de asociaciones y de sindicatos de trabajadoras, a quienes acompañé cuando protestaron al frente del Congreso.

En tu texto hay una combinación de testimonios, mirada propia y contexto legal: ¿cómo lograr un equilibrio entre estos elementos sin perder el hilo narrativo?

Es importante dedicarle tiempo a la convivencia de estos elementos. Si queremos que el lector no se aburra y entienda, lo mejor es recurrir siempre a algo que provoque una conexión emocional.

Una de las enseñanzas de mi estadía en Etiqueta Negra es que las cifras son lo primero que el lector olvida. Vivimos en una época repleta de información y para que una persona recuerde estas cifras es importante que las traduzcamos: no solamente voy a decir que son más de 300.000 trabajadoras del hogar afectadas en su situación laboral, sino que esto supera a la población de Islandia, por ejemplo.  

Además, las voces y los testimonios son recordatorios de que no todo está bien, no solamente se trata de una historia que es ajena a mí, sino que existen casos de violencia muy puntuales.

¿Cómo surge tu interés por contar sobre las esterilizaciones forzadas en el gobierno de Fujimori?

El caso de esterilizaciones forzadas ha sido uno de los crímenes más grandes que se han cometido de forma sistemática en contra de las mujeres peruanas. Aproximadamente 300.000 mujeres fueron esterilizadas en contra de su voluntad. Además, formó parte de una política de Estado que afectó específicamente a las mujeres del país.

Es importante que instituciones internacionales como Oxfam y la FNPI se interesen en historias que el discurso oficial en nuestro país no difunde de manera tan transparente.

¿Cuál es la apuesta periodística de Malquerida?

Malquerida es una plataforma virtual creada hace menos de un año, donde todo el contenido está escrito, producido y graficado por mujeres. Creemos que el autor nunca es neutro, que cada autor tiene una subjetividad que influye en las decisiones que toma en sus textos, ya sea en cómo escribe una historia, qué cuenta o cómo lo cuenta.

En ese sentido, creemos importante que las mujeres cuenten más historias, ya sea sobre temas catalogados como “de mujeres” o sobre cualquier tema, para así enriquecer las perspectivas.

¿Cómo crees que la experiencia de la Beca Oxfam FNPI te ayudará a contar más y mejores historias sobre desigualdad de género?

Esta experiencia va a llevarme a mejorar mi escritura y mi rigurosidad periodística, dos elementos que siempre deben convivir al momento de producir una historia, especialmente una que busca tener un impacto grande por estar rodeada de tanta injusticia e impunidad.

Lee el acta de juzgamiento de la Beca Oxfam FNPI.

Comentarios