Las etapas del periodismo narrativo según Leila Guerriero
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram
28 de Marzo de 2017

Las etapas del periodismo narrativo según Leila Guerriero

Para Leila Guerriero, hay cuatro fases en la construcción de un texto de periodismo narrativo: la preparación, el reporteo, la selección del material y la escritura. La cronista argentina conducirá el taller Periodismo narrativo: reporteo, mirada y estilo, en Managua, Nicaragua, del 22 al 26 de mayo. Inscríbete aquí.

Si te interesa contar “cuentos que son verdad”, conoce cómo desarrollar estas cuatro etapas:

  1. La preparación

Esta primera etapa incluye la investigación documental, selección de entrevistados, planeación preliminar del enfoque y el punto de vista.

Para Guerriero, el trabajo del periodista narrativo es saber qué mirar, y mucho antes de proponer el tema y salir a la calle, debe tener claro su punto de interés: “Encontrar un punto de vista es sinónimo de tener la historia clara en la cabeza. Si saben qué es lo que van a contar, pueden establecer las bases para lo que van a hacer”.

  1. El reporteo

Para Leila Guerriero está claro que el periodismo narrativo es ante todo periodismo. Por lo tanto, la reportería es fundamental para la construcción de un texto, aunque las técnicas de recolección de datos son distintas a las de las noticias. Entre ellas destacan las entrevistas a profundidad y la observación directa.

“Si nos quedamos suficiente tiempo, siempre ocurre algo interesante. Es como ser un pescador. Si eres un buen pescador, te quedarás horas hasta que puedas encontrar un pez interesante”.

En el caso del perfil, el ejercicio de mirar cobra una importancia especial: “Más que hacer preguntas, hacer un buen perfil es el arte de mirar. Nuestra labor está en revisar la leyenda que una persona cuenta de sí misma”. No basta con entrevistar una vez al personaje, es necesario volverse un experto en el personaje y escuchar a otras personas.

  1. La selección del material

Leila Guerriero confiesa que recopila mucho más material del que podría llegar a publicar: “El 5% es el texto que el lector lee. Esa pequeña parte flota y se sostiene por el 95% de cosas que están abajo y no se ven: el reporteo, la calidad, la voz autorizada”. Aconseja no escribir pensando en el límite de caracteres, sino continuar hasta agotar la historia. Después habrá tiempo de quitar las partes que no funcionen.

En cuanto a cuándo empezar a escribir, hay dos tipos de periodistas narrativos: los que van escribiendo a medida que investigan y reportean, y los que ponen la primera frase cuando han terminado el trabajo en la calle. Guerriero pertenece a este último grupo:  “Antes de sentarme a escribir tengo que repasar todo el material. En ese repaso es cuando surgen los temas fundamentales. Para mí todo termina de armarse en esa lectura de uno o dos días antes de sentarme a escribir”.

  1. La escritura

Aquí, frente a la hoja en blanco, es cuando el periodista pone a prueba todo el trabajo previo. El primer paso, para la maestra, es tener clara la frase de inicio y desde ahí sentarse a desarrollar el texto. Un mal inicio –al igual que un mal final- puede tirar por la borda el trabajo, por eso aconseja “enganchar -por algo, lo que sea- al lector. Prueben con estructuras visuales, estructuras de sonidos, frases impactantes”.

En cuanto a la estructura, explica que en todas las crónicas siempre debe haber un tiempo pasado (la historia del personaje retratado) y el presente (el tiempo en que está sucediendo la crónica).

En cuanto al lenguaje, es enfática al aconsejar que cada frase aporte información, y en usar un lenguale sencillo sin caer en lo simple. También prefiere la descripción en lugar de los adjetivos, pero aclara que describir no es hacer un inventario de cosas sino una edición “una selección de la esencia de un lugar”.

El taller Periodismo narrativo: reporteo, mirada y estilo es convocado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- y Centroamérica Cuenta, con el apoyo de la Cooperación Suiza para el Desarrollo (Cosude), Movistar y AGRI-CORP.

*El contenido de esta nota se basa en la relatoría del Taller Periodismo narrativo para la información cultural, que condujo Leila Guerriero en abril de 2012 en México D.F. 

Comentarios