Por qué postular a un taller de libros con Martín Caparrós
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram
7 de Octubre de 2017

Por qué postular a un taller de libros con Martín Caparrós

Dos de los periodistas que han participado en el taller, Ander Izaguirre y Carlos Manuel Álvarez, autores de Potosí y La Tribu, nos contaron por qué vale la pena asistir a esta cita en Oaxaca.

Martín Caparrós ha confesado que el Taller de libros periodísticos, que conduce anualmente en Oaxaca, y en el que participan ocho periodistas de la región, es el que más le gusta. Para el escritor argentino, este taller permite concentrarse en el libro, un refugio privilegiado en el que, según Caparrós, se hace el mejor periodismo de América Latina.

La dinámica del taller también hace que este sea un escenario particular. “Nos reunimos alrededor de una mesa, discutimos de igual a igual y es como un verdadero comité de edición que nos permite trabajar eso que siempre se trabaja en soledad, ese trabajo tan individual que es un libro”, afirmó el maestro de la FNPI.

Dos de los periodistas que han participado en el taller, Ander Izaguirre (España) y Carlos Manuel Álvarez (Cuba), autores de Potosí y La Tribu, nos contaron por qué vale la pena asistir al Taller de libros periodísticos con Martín Caparrós. (Recuerda que la convocatoria 2017 está abierta, postula aquí).

Lo que deja el taller

Ander Izagirre: El taller me ayudó a identificar problemas de estructura y personajes que necesitaban más detalle y desarrollo; también me ayudó a caer en la cuenta de que algunas historias que yo ni siquiera había escrito –y que conté de manera informal en las sesiones- eran valiosas para el libro. El taller fue como una colleja para despertar y abrir los ojos.

Carlos Manuel Álvarez: Me ayudó a encontrar el hilo narrativo en una serie de historias que no acababan de amalgamarse; me ayudó a ver con claridad cómo integrarlas, qué dejar fuera, qué incluir.

La edición colectiva

AI: El taller fue muy provechoso por las horas que compartimos debatiendo y destripando textos, hasta un nivel de detalle que me sorprendió y me gustó mucho –desde grandes problemas de estructura o enfoques ideológicos, hasta el número de sílabas o el orden de tres adjetivos-.

CA: Escuchar a Caparrós es tan gratificante como leerlo. Aún así, la idea de un taller abierto, sin paños tibios, en el que todos tienen voz, es esencial. Tu proyecto de libro va a ser desmenuzado, tu proyecto de libro va a cambiar y, si lo terminas, va a ser ampliamente superior al libro que solo había sido puesto en dudosa tela de juicio por tu novia y por ti.

¿Por qué apostarle al libro?

AI: Porque se hace sin jefes: le dedicas todo el tiempo que crees necesario, lo enfocas y lo desarrollas como mejor te parece, narras como te da la gana y no como alguien supone que debes hacerlo.

CA: Porque permite las libertades y, por lo general, la pausa que no permite un medio de prensa, la apuesta formal a fondo y el desarrollo exhaustivo de un tema que difícilmente tenga cabida en otro espacio.

¿Por qué postular al taller?

AI: Porque es un lujo muy pero que muy raro esto dedicar cinco días a pensar y discutir mejores maneras de contar. Porque aireas tu propio texto, que normalmente huele un poco a cerrado, y lo expones a la mirada crítica de ocho compañeros y un maestro. Porque aprendes de las dudas, las lagunas y los aciertos de los demás. Porque en Oaxaca se come muy bien, mejor en los mercados que en los restaurantes.

CMA:  Es un taller fraterno sin ser complaciente, y riguroso sin ser ofensivo. Se dicen y se cuentan cosas ahí de las que no teníamos idea. Nadie se aburre.

Sobre el taller

El Taller de libros periodísticos es organizado por la FNPI- Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, la Fundación Tomás Eloy Martínez -FunTEM- y la Feria del Libro de Oaxaca –FILO–. La cuarta edición de esta actividad tendrá lugar durante la Feria del Libro de Oaxaca (México).

Sobre el maestro

Martín Caparrós (Argentina) es un referente en el periodismo de Iberoamérica. Se licenció en Historia en París, donde estuvo exiliado. Luego trabajó para distintos medios radiales, televisados y escritos. Ha publicado 30 libros con traducciones en más de 20 idiomas. Ha sido reconocido con el Premio Planeta Latinoamérica 2004, el Premio Herralde de Novela en 2011, el Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes y el Premio María Moors Cabot de la Universidad de Columbia.

Comentarios